Que levante la mano quien haya tenido un nokia

Si te digo Nokia, ¿qué palabra te viene a la mente? Posiblemente móvil (es obvio), innovación, juego de la serpiente, symbian,… Creo que es innegable el valor que supuso Nokia para el mercado de la telefonía.  Durante años fueron los dueños del market share de estos dispositivos, y la innovación era su bandera. Hay varias claves para su éxito, pero ¿por qué no hablamos actualmente de esta empresa de la misma forma? ¿Qué es lo que les llevó de líderes en el sector a la situación actual? Alberto Terol hace una semana habló sobre este tema en un articulo muy interesante sobre lo efímero del éxito empresarial, pero en este caso me gustaría darle una vuelta más.

Los orígenes de Nokia son muy diferentes de lo que conocemos. Su principal actividad estaba en el procesamiento de material forestal. De ahí pasó a la fabricación de neumáticos y de componentes electrónicos. Después es donde descubren el potencial de esta rama, y se involucran al 100% en la telefonía y sus infraestructura (esta es la parte que todos conocemos). Como podemos ver, la innovación o adaptación al medio es lo que les guió en su éxito. Consiguieron entender qué es lo que les demandaba el mercado, y se pusieron manos a la obra.

La evolución de esta marca finlandesa tiene principalmente varias claves:

  • Innovación: Los diferentes modelos eran sinónimo de tecnología punta. Cualquier funcionalidad nueva que aparecía en el mercado, estaba disponible en los modelos de Nokia. Los equipos de I+D (investigación y desarrollo) era de los mejores y mayores del sector, y la inversión en este campo fue superior a la que el resto de los competidores podían realizar. Este era la piedra filosofal de la empresa.
  • Producto: además del punto anterior (innovación) el punto fuerte de nokia residía en el gran producto que ofrecían. Creo que es universal que los dispositivos que nokia ofrecía eran conocidos por su robustez y su facilidad de uso. Lo que hizo crecer una imagen de gran marca con una reputación en este sector.
  • Fidelidad de clientes: Al tratarse de productos con una gran usabilidad por parte de los usuarios, esto facilitaba su fidelidad. La curva de aprendizaje del software de estos dispositivos era muy rápida, por lo que la adaptación se hacia a la misma velocidad. Al tratarse de algo muy intuitivo y con las funcionanlidades necesarias, los usuarios no dudaban en su siguiente compra y volvían a repetir en la confianza en esta marca
  • Funcionalidades: Todos los modelos eran iguales en cuanto a funcionalidades básicas y a su mecánica de uso. Sin embargo lograron integrar muy bien las distintas innovaciones, ya que cada poco se lanzaba un nuevo modelo con algo diferente, o una funcionalidad mejorada respecto a su predecesor. Por ejemplo el famoso juego de la serpiente existía en todos los modelos, ya sea el más básico o si hablamos de el de más alta gama. Sin embargo, las características de la cámara de fotos, conexión con diferentes medios (bluetooth, infrarrojos,..) no era la misma en todos los modelos.

La pregunta es, ¿si cumplía casi todos los puntos críticos de gestión de una gran compañía, por qué empezó su debacle? Aunque la investigación y el desarrollo era uno de los puntos fuertes de  Nokia, no supo adaptarse al nuevo movimiento que se estaba empezando a vislumbrar allá por 2007: “Los smartphones“. Se centraron en su visión de negocio, principalmente basado en su propio sistema operativo (Symbian, en el que habían invertido una cantidad ingente de dinero). No supieron ver “la necesidad” del usuario, que empezaba a reclamar smarphones, que no era otra cosa que un pequeño giro a lo ya estaban haciendo. Eso terminó por dinamitar su modelo de negocio.

Como vemos, la adaptación al cambio y tener ojos y oídos permanentemente puestos en los clientes es vital. Por lo hablar de tener el suficiente giro de cintura para poder cambiar el rumbo si es necesario.

5 pensamientos en “Que levante la mano quien haya tenido un nokia

  1. Hola Jaime

    Como complemento a tu análisis recomiendo las lecturas de:

    “Where Nokia went wrong” de James Surowiecki (autor del estupendo “The wisdom of crowds”)
    http://www.newyorker.com/online/blogs/currency/2013/09/where-nokia-went-wrong.html

    “Why Nokia lost and Samsung won” de Lydia Depillis
    http://www.washingtonpost.com/blogs/wonkblog/wp/2013/09/04/why-nokia-lost-and-samsung-won/

    Efectivamente es curioso cómo una compañía que había sabido “pivotar” en el pasado, no supo entender el cambio que se estaba produciendo en cuanto a la expansión de la demanda de smartphones. El hardware dejaba de ser tan importante en relación con el software.

    A toro pasado siempre todo resulta evidente, caemos en el sesgo retrospectivo. Hay que ponerse en los zapatos de aquellos ejecutivos que eran “dueños” mundiales del mercado de la telefonía y que debían decidir rebalancear su ingente gasto en I+D hacia otras aventuras de fin incierto.

    Saludos

  2. Además de la adaptación al cambio, se me ocurre otra reflexión:
    A largo plazo ¿competimos con Productos -adaptados y/o innovadores- o realmente competimos con Capacidades?
    Si en nuestra Organización disponemos de las capacidades necesarias, pondremos a disposición de nuestros clientes los productos adecuados en cada momento, modificando, adaptando o innovando según sea oportuno
    Si esto fuera así, entonces el énfasis estratégico debería bascular hacia qué capacidades necesitaremos, de cuáles disponemos y cuáles tendremos que desarrollar y/o adquirir, dónde, cómo y cuándo
    Todos conocemos diversos casos que vienen a nuestra memoria:
    G.E. y su capacidad para generar, planificar y gestionar estratégicamente un portfolio de negocios.
    3M y su capacidad de lanzar nuevos productos de altas prestaciones, partiendo de una base industrial, mediante la incentivación y el estímulo a la generación de ideas y a la innovación entre sus empleados
    Porsche, ¿de qué capacidades clave dispone? ¿de las de un fabricante de automóviles deportivos? ¿de las de una empresa de diseño e ingeniería innovadora? ¿de las de satisfacer consistentemente las máximas exigencias de unos clientes sofisticados, mediante diferentes productos relacionados con la movilidad?
    Las capacidades de hoy pueden ser la garantía del éxito -o del fracaso- de mañana

  3. Pingback: Cuidado que explota – marketingstorming

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s