España necesita un Director de Marketing

Cada día lo tengo más claro: lo que España necesita es un excepcional Director de Marketing.

Nos encontramos ante una de las situaciones más complicadas que hemos vivido como país en épocas modernas. El déficit desbocado, la deuda que no para de crecer, la separación de poderes cuestionada, la Jefatura del Estado en tela de juicio. Trazando un paralelismo con el mundo empresarial, sería como si el Presidente estuviera ausente en una permanente convalecencia y el CEO no supiera dónde le está “atizando la competencia”.

Todos los gobiernos de la “vieja Europa”, otorgan los máximos poderes a los Ministros de Economía, como si en una empresa el primer ejecutivo hubiera pasado a ser el Director Financiero. Esa sería una buena medida si el problema de raíz fuera económico, pero mucho me temo que los problemas financieros son efecto y no causa.

Sin entrar en la bondad de las medidas adoptadas por estos nuevos Directores Financieros que nos gobiernan e incluso asumiendo que estuvieran tomando las decisiones acertadas, nos falta “proyecto país”. Y es en eso en lo que un Director de Marketing haría un excelente papel coordinando la definición de:

  1. Una visión: ¿queremos ser un país de servicios en el que nos la juguemos a ser destino de ocio y el huerto de Europa? ¿queremos seguir apostando por la construcción (ej: Eurovegas)? ¿queremos ser el puente con Latinoamérica?
  2. Un modelo de negocio: ¿cuáles van a ser nuestras estructuras de ingresos y de gastos? ¿qué modelo de proveedores público y privado necesitamos para garantizar los servicios? ¿cuáles son nuestras actividades clave? ¿cómo nos relacionamos con los clientes?
  3. Un análisis del entorno: ¿quiénes son nuestros competidores? ¿en qué mercados operamos? ¿cuál es nuestra ventaja competitiva?
  4. Una cartera de productos: definiendo unos que nos den resultados a corto y otros a largo, manejando adecuadamente el ciclo de vida de los mismos, utilizando productos que nos aporten diferentes niveles de margen y de riesgo.
  5. Un plan de comunicación: ¿qué mensajes queremos mandar al exterior? ¿cómo vamos a explicar a nuestros ciudadanos los recortes necesarios?
  6. Un plan de RRHH: ¿tenemos los gestores que necesitamos? ¿saben desarrollar el producto que hemos definido y hacerlo competitivo en el mercado? ¿tenemos el territorio dividido en las “áreas de ventas” que necesitamos?
  7. Un plan financiero: del mismo modo que en la empresa el Director de Marketing trabaja codo con codo con el Director Financiero, en este caso nuestro nuestra empresa “España S.A.” necesitaría que ambos fueran de la mano.
  8. Un plan de control que nos permita establecer alertas tempranas sobre desviaciones en el plan.

Creo que la desazón actual de los ciudadanos no es fruto de las circunstancias tan duras por las que atravesamos, sino por esa falta de “proyecto país” y de ver que tan solo se están atajando los efectos financieros de esa deriva y no las causas.

¿Qué otros elementos del Plan de Marketing echas tú de menos en España S.A.?

11 pensamientos en “España necesita un Director de Marketing

  1. Totalmente de acuerdo, hace poco leí en un libro de Leopoldo Abadía (la hora de los sensatos, creo que era el título) que para sacar esto adelante hace falta poca gente pero que tenga muy claro lo que quiere hacer. Cuando comentáis que tengamos una cartera de productos con diferentes ciclos de vida, quiero entender que además de productos os referís también a capital humano, y debemos cuidar el portafolio que formamos y ofrecemos…El director de marketing que proponéis, debería tener algún product Manager que se dedique a cuidar el producto. No tiene sentido que cada 4-6 años se haga una reforma educativa, No tiene sentido que cada vez bajemos más el nivel de exigencia, no tiene sentido que los que preparan ese producto (profesores) hayan bajado de nivel hasta niveles intolerables (o al menos eso leímos en prensa recientemente). Y para colmo, No es de recibo que a los mejores de esos operarios que preparan producto de alto valor añadido (profesores),los tengamos tan poco valorados. Y los mejores productos, los que pasan por el sistema con éxito son los que luego cedemos gratis a otros países. En definitiva, que creó que ese Director de Marketing debe cuidar que el producto que se forme aquí sea de valor, sean homogéneo durante los próximos años (la tasa de fallos y abandonos en el sistema es intolerable) y no modificar la forma de educar en cuanto cambie el aire. Y además, hay que tratar de parecerse a los mejores, Finlandeses, coreanos etc…subir el listón y emprender procesos de mejora continúa en esta empresa que antes llamábamos España. Parecerse a los mejores, copiar sus procesos y tratar de mejorarlos no es pecado, que se lo digan a Samsung y Apple…

  2. Una interesante, original y acertada visión. Desde luego, la sensación de deriva es importante y creo, como tú, que se debe a la falta de foco. Parece que ni sabemos quienes somos, ni dónde estamos y mucho menos que queremos ser preocupados únicamente en el corto plazo.

    Un Director de Marketing con las ideas claras seguro que sería de gran ayuda. No obstante, quizá tampoco le vendría nada mal a España S.A. que ese agente fuera capaz de trabajar transversalmente con otras áreas, de coordinar globalmente a la empresa para lograr la que todos los departamentos caminaran en la misma dirección. Un plan de marketing bien definido y consensuado.

    Gran entrada!

    Saludos.

  3. Creo que, efectivamente, hace falta un Director de Marketing … y un Director de Operaciones y otro de RR HH y de I+D y … hasta si me apuras un Director General 😉

  4. Nosotros ahí Luis nos alineamos con Peter Drucker cuando decía “Una empresa tiene dos, y sólo dos, funciones básicas: Marketing e Innovación”.

    En el fondo estamos usando una metáfora: entendemos con “Director de Marketing” aquel que defina el “proyecto país” y efectivamente tendrá que tener excelentes expertos en todos los demás campos.

    Que prosiga el debate…

  5. Nos faltaría un Analisis de Riegos. Un analisis algo más profundo que valore el impacto que tienen las decisiones económicas en nuestra empresa, España S.A, a corto, medio y largo plazo.Qué pasa si realizo tal reforma?, que subirá la tasa de desempleo?, que el sector Sanidad o Educación me hacen huelga? No pasa nada porque mi objetivo es alcanzar los objetivo definidos en Europa. Me importa una mierda mi producto, mi mercado, mis RRHH. Necesitamos un Director de Marketing YA!!!

  6. Hola a todos, hoy navegando en el reader de wordpress he encontrado este post de Oswaldo Lorenzo, en el blog The Long conversación. Os dejo el link aquí, por sí os interesa dedicarle unos minutillos. Reflexiona, como en el post iniciado aquí, sobre la importancia de tener un plan estratégico para el país.
    http://www.longconversation.com/?p=975.
    Espero que os resulte interesante…
    Saludos

    • Interesante artículo, Chema.

      Muchas gracias por la aportación. Cuando hablan del plan a 3-5-10 años es donde creo que está el problema. Es el mismo conflicto por el que la innovación es tan complicada en la gran empresa. El riesgo para los “Directores de Negocio” es demasiado elevado y las inversiones necesarias tendrían un retorno a largo plazo, más que el que dispone ese Director. Hablaremos en post sucesivos de ese problema para innovar en la gran empresa.

      Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s