El color del cristal con que se mira

“En este mundo traidor, nada es verdad ni mentira, todo es según el color del cristal con que se mira”.

Ramón de Campoamor

 

Con la llegada de las vacaciones de Verano vuelve a asaltarme la misma duda de siempre: “¿Me llevo la pesada cámara réflex o este año tiro de las fotos del móvil?”. El cerebro procesa rápidamente argumentos a favor y en contra y el resultado vuelve a ser el mismo de todos los años: por mucho que pese, no voy a dejar abandonada a mi vieja Nikon.

Algún amigo poco aficionado a la fotografía trata de convencerme: “¿no ves que las cámaras de los móviles de hoy en día tienen tropecientosmil píxeles de resolución?”.

No es que yo quiera emular a Henri Cartier-Bresson y mi talento desde luego dista mucho del que tenía el maestro del fotoreportaje francés, pero lo que el pobre infeliz de mi amigo no comprende es cuál es el secreto de esas fotos que luego me pide que le pase. Y es que su nuevo iPhone tiene “chorrocientosmil” megapíxeles más que mi Nikon, pero lo que no tiene es la óptica de mi objetivo de 50mm.

En el mundo de la empresa a menudo utilizamos aquella frase inglesa del “garbage in, garbage out”, refiriéndonos a que si alimentamos un proceso con mala información, el resultado nunca será demasiado bueno. En la fotografía ocurre exactamente lo mismo. La capacidad de los procesadores capturando megapíxeles de información no es el cuello de botella para la fotografía “amateur”, sino la calidad de la imágen que llega a ellos y que viene directamente influída por la óptica de la cámara.

En los últimos años la fiebre del “Big Data” ha llegado al mundo empresarial y a menudo me recuerda la búsqueda de El Dorado en cuanto a los “chorrocientosmil” megapíxeles de las cámaras digitales. Como gestor de negocio no quiero “Big Data“, quiero “Smart Data”. Es más, ni siquiera quiero “Data” (datos) sino información y en último lugar conocimiento.

Curiosamente, casi todas las referencias que me llegan a esa supuesta necesidad imperiosa por el “Big Data” no vienen de afamados estrategas sino de poderosas empresas de consultoría de sistemas que comercializan soluciones tecnológicas para ese procesamiento masivo de datos.

Creo profundamente en las poderosas oportunidades que se abren en la era de la información y sus aplicaciones comerciales gracias a una ingente cantidad de datos que correctamente analizados, sirven para hacer un magnífico retrato robot de nuestras preferencias como clientes. Sin embargo, creo que debemos ser capaces de reconducir el disparo y no apuntar a ganar en capacidad de procesamiento sino en la mejora de los algoritmos de procesamiento y en la integración de capas de conocimiento de negocio que permitan traducir esos “bits y bytes” y generar “insights” relevantes, separando la señal del ruido.

Dicho de otra forma, no necesito más megapíxeles en mi cámara, lo que quiero es una magnífica sensibilidad del fotógrafo.

2 pensamientos en “El color del cristal con que se mira

  1. No recuerdo qué famoso fotógrafo decía que lo importante en la fotografía es, no sólo saber lo que queremos incluir en nuestro encuadre sino, sobre todo, lo que queremos dejar fuera

    Con parecido criterio, sólo nos interesan los datos significativos y relevantes para nuestro objetivo: decidir sobre alguna cuestión o emprender alguna acción

    Cuando nos inundan con “datos”, la “prueba del nueve” para separar el grano de la paja puede ser la pregunta: “¿y para qué me sirve?.
    Los anglosajones utilizan mucho la terrible pregunta: “And so… what…..? que suele dar lugar a sonoros silencios …….

    Casi siempre “menos -mejor seleccionado- es más”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s